María Asurmendi, el retorno de su “sueño Avenida”

María Asurmendi, el retorno de su “sueño Avenida”

Como si nada hubiera cambiado, como si una temporada no hubiese pasado en la relación Avenida-Asurmendi… Mismas sensaciones, misma ilusión. María Asurmendi regresaba hoy al pabellón del que, como azulona, salió por última vez con una Liga bajo el brazo tras dos meses que dejaron huella en una y otra parte. Ahora retorna a “su casa”, como ella misma reconoce, para un largo periodo, dos años por delante, para retos importantes, vuelve a un tricampeón, pero con muchos factores que, sin duda, no le son extraños a la base navarra. Sonriente, ilusionada, “feliz”, como una más de la familia.

La primera presentación oficial de la temporada servía para dar la “rebienvenida”, en la sala de prensa de Würzburg, a María. Lo hacía, como es habitual, el presidente del club Jorge Recio, “es presentar de nuevo a una jugadora que tan buen sabor de boca nos dejó”, explicaba, “no te preocupes por ser presentada dos veces, algunas lo han sido más aunque esperemos que en tu caso sea para mucho tiempo”, bromeaba el mandatario azulón. “Aquellos dos meses que pasaste, el poso que dejaste, ha servido para que todo el mundo lo tuviéramos claro y cuando buscábamos una jugadora complementaria a Silvia sabíamos que queríamos tenerte aquí”, comentaba el presidente de Avenida. Las razones, de sobra conocidas, “todos sabemos lo que da y lo que comporta para un equipo, además de la profesionalidad y solvencia que ofrece”, resumía Recio. “A nivel de baloncesto y a nivel de persona eres de las personas que encajan con Avenida”, concluía.

“Gracias” era la primera palabra que salía de la boca de Asurmendi, “el cariño es mutuo y los dos meses que viví fueron increíbles, sentí todo el cariño del mundo”. A pesar de irse, el pensamiento de María no se había ido de Salamanca, “siempre aspiras con regresar a un gran club como Avenida porque aquí me he sentido como en casa”. Sus retos los tiene claros, “para mí jugar Euroliga es muy ilusionante y, en cuanto al equipo, a pesar de conseguir un triplete, creo que todas seguimos teniendo ganas de empezar. Sé que la temporada pasada aquí fue perfecta y yo tengo el reto de repetir o incluso mejorar, hay ambición.  Lo que deseo es seguir ampliando ese sueño que comencé con Avenida”. Lo que para muchas sería una incómoda competencia, estar al lado de Silvia, para Asur no lo es, “para mí es un lujo, siempre lo he dicho. Lo viví en aquellos dos meses y lo será ahora, es un aprendizaje constante. Yo estoy para complementar”. No menos importante es el papel de Miguel Ángel Ortega en ese retorno, “con él las palabras sobran. Somos gente de carácter y eso se traslada en pista. Cuanta más química entre todos, más positivo. Tenemos que trasladar la energía de Miguel en la pista”.

Guante que debía recoger el entrenador azulón, encantado con la llegada de una de sus escuderas en el pasado, “estoy muy contento porque para un entrenador tener jugadoras colaboradoras es tener aliadas. Ella siempre va a ayudar en que estemos todos contentos. Su calidad personal es importantísima para este equipo”, resumía Ortega. De las jugadoras que marcan a todo el mundo, y sólo fueron sesenta días. Ahora toca repetir con dos años por delante. El primero de ellos acaba de arrancar.

No hay comentarios