Pues esta vez, lo mismo

Pues esta vez, lo mismo

Fuente:perfumeriasavenidabaloncesto.com

Decíamos ayer, parafraseando a Unamuno, aquello de “y si esta vez…” pero tampoco. Avenida ha cometido errores del pasado y ha terminado cayendo 68-56 ante el potente Fenerbahce en Estambul en un choque que tuvo perdido, muy perdido, menos perdido, empatado y, de nuevo, perdido. Como sucediera en versiones anteriores del mismo cuento, las charras remaron con un coraje impresionante, se sobrepusieron a una primera parte fatídica en ataque y llegaron a empatar el partido pero aquí, en Estambul, siempre pasa algo, y terminaron sucumbiendo. Sobresalieron dos jugadoras azulonas, una Elonu siempre presente y, de nuevo brillante, y Robinson que fue el sustento en la primera mitad.

Una primera mitad que comenzó con respeto, no sólo de Avenida, sino de ambos. A los dos equipos les costaba antotar y el 5-2 se instalaba cuando Fenerbahce, gracias a una Cora que sigue en estado de gracia, comenzaba a distanciarse, 9-2, obligando al primer tiempo muerto del partido. Pero no parecieron reaccionar las azulonas. Pérdida tras pérdida, muchas de ellas “infantiles”, como las califcaba después el técnico Ortega, demasiadas segundas oportunidades y el acierto exterior, ante la eterna zona turca, se hacía ya una losa. Sólo la defensa y los pocos puntos de Angel Robinson servían para salvar el choque tras el primer parcial, 17-9.

La cosa no fue a mejor, de hecho empeoró. Los balones perdidos se agravaron hasta el punto de que algunas jugadoras mostraban una versión desconocida de sí mismas, con balones entregados directamente al rival sin demasiada oposición. Cuando no se regalaba, se erraba. El porcentaje de tiro era ya paupérrimo y el “paraguas” tras el que se había parapetado, sin demasiado arriesgar, un gigante como Fenerbahce les surtía efecto, con 1 de 14 en triples al descanso, remar se hacía imposible. Los errores en ataque penalizaban también en defensa y las turcas se despegaban con canastas fáciles. El partido estaba francamente cuesta arriba al descanso, con un pírrico 31-17.

Había que cambiar mucho, o más bien todo. Y, tras dos minutos de bloqueo, Avenida resurgió. Lo hizo, cómo no, desde el carácter y la defensa. Se abandonó la fórmula de dos grandes para poner a un equipo más pequeño y móvil que causara daño en la eterna zona turca y salió  a la perfección. Y lo hizo porque Avenida bloqueó el ataque otomano y con ello llegó la entonación ofensiva. Ahí, clave como siempre, Elonu, abriéndose desde el interior para castigar a sus defensoras una y otra vez. Entraron los triples: Elonu, Quevedo, Asurmendi… Parecía imposible pero las charras se habían metido en partido, ver para creer. Una vez más, la casta de este equipo no sólo evitaba la paliza, sino que incluso hacía soñar con la utopía, 45-42 y diez minutos por jugar.

El culmen llegó en el cuarto periodo cuando, tras dos minutos, las charras lograban lo imposible y empataban el duelo a 47. Era un partido nuevo. Moss había conseguido enchufarse ofensivamente al duelo y las charras ya trataban de tú a tú a Fenerbahce. Pero, en Estambul siempre pasa algo. Dos malas decisiones ofensivas, precisamente con dos pérdidas de la ucraniana, volvían a dar un margen al equipo turco. Dos triples de una Senyurel que hasta entonces no había entrado en juego volvían a poner a Fener con ventaja. Cuando Avenida quiso reaccionar (en Estambul siempre pasa algo) Cora enchufó sin casi posesión un triple desde su casa contra el tablero para sepultar cualquier reacción. De nuevo lo intentó el equipo azulón, inasequible al desaliento y (en Estambul siempre pasa algo) cayó técnica a Angel. Con diez por debajo lo lógico habría sido dejarse ir, pero siguió luchando Avenida, se puso a ocho y robó una bola que, a la contra, impactó clarísimamente en el pie de una turca (en Estambul siempre pasa algo), los colegiados no vieron pié y se acabó la historia en el siguiente ataque. Desde luego, poco que reporchar a la actitud de una segunda parte que marcó el camino a seguir. De la primera parte, aprender porque estas historias conocidas no deben volver a repetirse.

FENERBAHCE 68- PERFUMERÍAS AVENIDA 56 (17-9. 16-8, 12-25 y 23-14)

Fenerbahce: Plum (2), Cora (14), Dabovic (10), Verameyenka (13) y Vaughn (11). Jugaron también: Senyurek (10), Bilgiç (4), Vardarli (2), Powers (0) y Canitez (0)

Avenida: Domínguez (3), Givens (7), Elonu (19), Nicholls (0) y Robinson (13). Moss (8), Quevedo (3), Asurmendi (3), De Souza (0) y Abdi (0)

Partido disputado en el Metro Enerji ante 800 espectadores.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta