Chrissy Givens y Laura Nicholls en Salesianos en una nueva charla del...

Chrissy Givens y Laura Nicholls en Salesianos en una nueva charla del proyecto Pedagogía del esfuerzo

Nueva visita a centros escolares de las jugadoras de Perfumerías Avenida dentro del proyecto Pedagogía del Esfuerzo que organiza el sindicato USO en colaboración con el Club. Hoy ha tocado acudir, a mediodía, al Colegio Salesianos San José de Pizarrales, donde Chrissy Givens y Laura Nicholls han compartido unos minutos de consejos y confidencias junto a César Jiménez, ex jugador profesional de fútbol y entrenador del Ávila y Rubén Anaya, de la asociación AVIVA, en una charla moderada por el periodista de La Gaceta Alex García Santana.

Se trataba, de nuevo, de inculcar en los jóvenes, a punto de concluir sus estudios, el valor del esfuerzo para poder lograr sus metas, tomando como ejemplos las vidas de profesionales que “se lo han tenido” que currar para conseguir llegar lejos. La receta para ello la ofrecía, nada más comenzar, Chrissy Givens, “no importan las dificultades, no importa si queréis ser jugadores o doctores, lo que importa es que créais en ello con todas vuestas fuerza y luchéis”, les recomendaba la americana. Y es que “llevo veinte años de profesional y desde el primer momento siempre he tenido claro que hay que centrarse en el objetivo e ir a por ello con determinación”, comentana Chrissy. En esa misma línea, Laura Nicholls se dirigía a todos los escolares reconociendo que “hay momentos duros, muy duros, incluso ahora, pero todo lo que merece la pena cuesta e incluso no gusta”. La jugadora cántabra explicó su historia, desde los catorce años fuera de casa e incluso recibiendo recomendaciones contrarias a jugar, “a mí me decían que, por mis problemas de vista, no podría jugar al baloncesto pero no acepto un no y creo que es lo que debés hacer, no dejéis que un ´no´os frene”,

La experiencia de dos jugadoras como Chrissy y Nicholls, peleonas como pocas, sin duda habrá servido a los chicos y chicas de Salesianos que, además, han escuchado la experiencia de César Jiménez, jugador profesional que vio truncada su carrera en una lesión provocada por Figo, “la lesión no me cambió la vida, me la ha cambiado mi hijo”, bromeaba el ahora entrenador del Real Ávila. De igual modo, la experiencia de Rubén, el joven socio de Avenida con discapacidad visual que no deja de practicar deportes como baloncesto o “goalball” es una inspiración para los jóvenes.

Compartir

No hay comentarios