Detallitos que nos alejan de una victoria épica

Detallitos que nos alejan de una victoria épica

Fuente: perfumeriasavenidabaloncesto.com

En pocas ocasiones un gran equipo como Perfumerías Avenida puede perder y sentirse orgulloso del esfuerzo derrochado al mismo tiempo. Hoy es uno de esos encuentros. Las charras cayeron, sí, pero en una pista reservada sólo para la gran élite como Ekaterinburgo, ante un gigante al que tuteó y a punto estuvo de arrebatarle el triunfo en casa, pero sucumbió en los 120 segundos finales por pequeños detalles, 60-50. El partido se planteó en la batalla que quería Avenida, en la defensa y sólo el desacierto, y un mal segundo cuarto, privaron a las charras de un triunfo que podría parecer imposible Nichols volvió a completar una muy buena primera parte y fue relevada en la segunda por jugadoras como Givens o Moss en un choque en el que, evidentemente, el ataque no destacó.

Perfumerías Avenida tenía clara la receta para una machada y sabía cómo llevarla a cabo. El problema es que, en frente, había un rival de una magnitud y un tamaño, literalmente, inalcanzables. Así parecía a priori cuando Ekaterinburgo no dudaba en abusar sin contemplación de los balones interiores a Griner, imposible de detener en el comienzo del choque. Cuando las charras recordaron lo aprendido, comenzaron a llegar los resultados, con un equipo ruso que no estaba, ni mucho menos, cómodo en el duelo. El ataque, eso sí, era demasiado errático y ese gran tamaño ruso provocaba en ocasiones que las charras  ni siquiera fueran capaces de lanzar a canasta. Nicholls como solución para terminar los diez primeros minutos 16-16.

El segundo cuarto volvió a tener una importancia enorme en el desarrollo del duelo y todo porque las charras se atascaron soberanamente en ataque. Es justo decir que un equipo físico como Eka es, ahora también, defensivo, y nublaba las opciones salmantinas que caían una y otra y otra vez en errores en el pase y en el lanzamiento. Multitud de balones perdidos y escasa circulación de balón. Las manos de las rusas parecían más largas y obstaculizaban cualquier ataque azulón. Griner seguía a lo suyo y lograban ponerse, en sus únicos momentos de lucidez, diez arriba. Aguantó Avenida como pudo el arreón para marcharse al descanso con vida, 28-20.

Y cualquier opción de vida es aprovechada por este Avenida. En guarismos como los que se manejaban, muchos equipos habrian desistido de cualquier opción de vender en Rusia, pero las charras salieron desde el descanso con una actividad, una actitud y un juego soberbios. En apenas un par de minutos habían reducido la renta, con un 0-7 de parcial, y ya estaban en partido, y de qué forma. Meesseman, una jugadora con una mano descomunal, era ahora el sustento del equipo ruso que una y otra vez caía en las trampas defensivas de Avenida. Llegaron las charras a colocarse hasta con cinco puntos de ventaja, 34-39, en algo que parecía impensable y aún con ventaja se fueron al último parcial, 38-39.

El choque estaba donde quería el equipo azulón, con las ideas mucho más claras que un Eka que parecía, por momentos, desarbolado. Intercambio de errores y aciertos antes del tramo decisivo al que, eso sí, Avenida había llegado desaprovechando la oprtunidad de abrir hueco tras una antideportiva clara sobre Angel, que cambió radicalmente a mejor en la segunda mitad, y tras una falta más que rigurosa pitada en ataque a Mestdagh que hubiera supuesto un +5 con poco más de dos minutos por jugar. Ahí entraba el choque en el cambio de ventajas para uno y otro equipo pero con un dato clave: Avenida en bonus. Un triple que no quiso entrar para Silvia podría haber devuelto a Avenida el poder pero hizo la corbata y, desde ahí, cada ataque era una falta sobre Griner que no fallaba desde la línea de tiros libres. Con seis arriba y poco más de 90 segundos por jugar, las charrras arriesgaron permitiendo a Belyakova sentenciar desde la larga distancia y dejar el 60-50 final, muchísima más ventaja de lo visto en la pista, sin duda. Queda el consuelo, y no es baladí, de haber vencido en basket average particular al gigante ruso y, además, por segundo año consecutivo, algo que pocos, muy pocos equipos pueden decir en Europa.

UMMC EKATERINBURG 60- PERFUMERIAS AVENIDA 50 (16-16, 12-4, 10-19 y 22-11)

Ekaterinburg: Baric (0), Torrens (4), Arteshina (0), Meesseman (14) y Griner (16). Jugaron también: Belyakova (15), Toliver (8), Beglova (3)y Sanders (0)

Avenida: Domínguez (6), Givens (9), Elonu (2), Gil (0) y Nichols (11). Jugaron también: Moss (8), Robinson (6), Mestdagh (5) y Asurmendi (3)

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta