Otra semana imposible “merendada” con sobresaliente

Otra semana imposible “merendada” con sobresaliente

Cuando parece imposible que nos vuelva a sorprender, va Avenida y nos sorprende. Una semana temida, otra más, otra semana sacada con sobresaliente tras otra victoria de tremendo mérito en tierras vascas frente a Lointek Gernika, 60-77, en una nueva demostración de seriedad, EQUIPO y saber hacer. Rizando el rizo, las charras no sólo se sobrepusieron a un gran rival y a una paliza de semana de viaje y juego europea para, además, ser capaces de reponerse de un inicio en tromba del equipo local que llegó a mandar por diez puntos. De “chapeau”. Angel Robinson, imperial en la faceta ofensiva, bien secundada por Moss y Elonu fueron las principales artilleras en, un día más, un juego coral con todas participando entre 10 y 25 minutos.

Venía advertido el equipo de que Maloste era una cancha tremendamente complicada para sacar un duelo adelante. Venía, además, tras una semana fuera de casa y 24 horas de viaje y costó entrar. El intercambio inicial, con Caldwell demostrando que quería ser la dueña de la pintura en su casa, dio paso a un bloqueo total de Avenida, que parecía incapaz de contrarrestar el empuje de Gernika y su defensa agresiva, con una zona en toda la pista que cortocircuitaba a las azulonas. Diez minutos y alarmas encendidas, porque Avenida no encontraba soluciones ni ofensivas ni defensivas , 21-11.

Fueron diez minutos alarmantes, quizás, pero ni mucho ni menos definitivos. Y es que las azulonas tardaron doce minutos en llegar a Maloste pero, cuando llegaron, llegaron de verdad. La defensa de Avenida cambió radicalmente provocando las pérdidas de un Gernika que ya estaba desdibujado con respecto al arranque. Un 2-15 de parcial ponía a las charras con ventaja, con una soberbia actuación de Robinson en la pintura, con Moss y Givens en las alas. El sobreesfuerzo para recuperar aliento dio paso a unos instantes, justo antes del descanso, de “medir distancias” que dejaba un marcador tremendamente abierto con veinte minutos por jugar, 32-33.

Pero no iba a dar más opciones el equipo de Miguel Ángel Ortega, que cuajó una segunda parte de verdadero nivel. La eterna zona de Gernika, esperando con un paraguas que no lloviera demasiado, no surtió efecto en cuanto Avenida comenzó a mover la bola. Y la movía francamente bien. Acciones que apenas tocaban el duelo para acabar encontrando las mejores opciones interiores y exteriores y las locales incapaces de frenar el aluvión, aunque sin bajar los brazos, aferrándose al poderío de Caldwell y el acierto exterior. Un cuarto dominante de un Avenida que ponía tierra de por medio, con 17 de ventaja, a falta de diez minutos.
La esperanza local se vino abajo pronto, con un equipo salmantino que llevó entonces el partido a su terreno, controlando el tempo y no cayendo en la locura que quería plantear Gernika para meter al pabellón y al equipo en juego. Sólo los triples locales despertaban a la grada esperando el milagro, pero Avenida tiró de oficio y, de nuevo, paciencia en el movimiento de balón, para saber asestar los golpes definitivos que llevaban a una nueva victoria en Liga DIA. Un golpe fundamental a la fase regular que, con cuatro partidos por jugar, casi acaricia el equipo de Ortega. Ahora toca descansar, por fin en casa, y esperar al jueves cuando toca, entre todos, sentenciar ante Nadezhda un pase a una semifinal europea.

LOINTEK GERNIKA 60- PERFUMERÍAS AVENIDA 77 (21-11, 11-20, 10-26, 18-18)
Gernika: Ariztimuño (5), Alston (13), Pina (2), Dongue (7) y Caldwell (14). Jugaron también: Molina (8), Gómez (6), Diez (2), Llorente (2) y Lázaro (1)
Avenida: Asurmendi (3), Givens (7), Moss (15), Nicholls (4) Y De Souza (6). Jugaron también: Robinson (16), Elonu (11), Gil (8), Mestdagh (6) y Domínguez (1)

Compartir

No hay comentarios